Ergonomía

Según un estudio médico, los problemas derivados de la espalda es uno de los más costosos para los sistemas de Salud; es la 2ª causa de visita al especialista y es el 3º motivo de cirugías. Esto ha sido motivado debido al uso de los ordenadores, en el que el hombre actual permanece sentado mucho más tiempo que años atrás.

¿Qué hace la ERGONOMÍA?

Estudia la influencia de las condiciones de trabajo en la productividad, reducir la fatiga, el estrés y la sensación de no confort.

Por ello invertir en una correcta silla ergonómica con plena adaptación a las condiciones antropométricas del usuario, es un paso importante para disfrutar de un mejor estado saludable.

 

 

 

 

Antes de elegir una silla de oficina hemos de analizar qué tipo de trabajo realizará el usuario, cúales son los movimientos que requiere el puesto de trabajo, cúal es la posición de la espalda y  cabeza, así como saber cuál es el tiempo que permance el usuario sentado.

Para que una silla tenga la caraterística de ergonómica, ha de al menos: disponer de un soporte lumbar, tener una suave curvatura del asiento, disponer de apoyabrazos regulables, permitir una movilidad completa incluso el deslizamiento del asiento para producir un ángulo recto de nuestras piernas.

Según la Unión Europea las normativa afecta se recoge en la UNE EN 1335, dónde nuestras sillas de oficina han superado con éxito los parámetros establecidos.

 

 

 

Síguenos en: